EN OPINIóN DE

Mauro Delgado Hernández

PRI: Tropa sin General

No obstante que Roberto Madrazo Pintado se convirtió en el líder del PRI utilizando formas no muy ortodoxas y después fue el candidato a la primera magistratura de la nación, aprovechando plenamente su condición de dirigente y la crisis en que cayó el organismo político debido a los resultados obtenidos por su postulación, el ex candidato esta cometiendo el error político más grave de su vida: desaparecer inexplicablemente del ámbito político de una manera abrupta y precipitada, abandonando irresponsablemente al partido y a su militancia a tan solo tres días de la elección.

Con esta actitud les da la razón a todos aquellos que de una u otra forma lo han señalado de desleal y deshonesto porque, quiérase o no, el Lic. Madrazo fue el abanderado del Partido Revolucionario Institucional y como tal tenía la obligación de encausar las acciones que todos los militantes tienen de rescatar la institución política del estado delicado y conflictivo en que cayó después de los resultados del pasado 2 de julio del 2006, con el propósito fundamental de poder lograr con unidad y firmeza estar en condiciones de seguir siendo una alternativa viable, que contribuya a preservar la pluralidad y transición a la democracia, así como al desarrollo armónico de nuestro país, por que se debe reconocer cabalmente que el PRI en estos momentos se encuentra en terapia intensiva, pero en condición estable y no de tal gravedad que le provoque su desaparición. Esto para desilusión de sus adversarios políticos que lo creen ya en su etapa de extinción.

En la actual situación el partido necesita, ahora mas que nunca, el empuje y la participación de todos incluido su ex candidato Roberto Madrazo Pintado.

Publicado: 31/07/2006