EN OPINIóN DE

Ricardo Ravelo

El Dinero de Ye Gon: La Disputa que Viene

México, D.F., 23 de julio (apro).- Rogelio de la Garza, abogado del
empresario de origen chino Zhenli Ye Gon, afirmó que el dinero de su cliente
–205 millones de dólares– no está perdido, como lo anunció la semana pasada
la Procuraduría General de la República (PGR), al dar a conocer que la
fortuna decomisada en la casa de Las Lomas de Chapultepec había pasado a
formar parte de la federación.

--Entonces, ¿cuál es la situación jurídica del dinero?

--El dinero está asegurado, pero todavía tenemos recursos para pelearlo y
demostrar que su origen es lícito.

Exabogado de Juan García Abrego y Vicente Carrillo Fuentes, De la Garza
sostuvo que la adjudicación del dinero por parte del gobierno es en parte
cierta y en parte falsa.

Y es que, tan pronto como la PGR aseguró la fortuna de Ye Gon, en abril
pasado, De la Garza se presentó ante la Subprocuraduría de Investigación
Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) para acreditarse como
abogado del “señor Zhenli” –como le dicen–, mediante diversos escritos
firmados por su cliente, quien para esas fechas ya era prófugo de la
justicia.

De la Garza contó que, semanas después, la PGR le rebotó la documentación,
pues de acuerdo con el criterio del Ministerio Público federal, no era
suficiente para acreditarse como defensor de quien, para esas fechas ya era
buscado –mediante una ficha roja de Interpol– en todo el mundo.

“Lo que me pidieron en la PGR fue algo absurdo y fuera de lugar. Querían que
el señor Zhenli Ye Gon se presentara ante la PGR a rectificar sus firmas y,
de esa forma, me ratificaba el nombramiento como su abogado o representante
legal. Eso no iba a ocurrir nunca, pues en el momento que apareciera lo iban
a detener”, señaló.

Así, ante la imposibilidad de que Ye Gon acudiera para ratificar sus firmas
que acreditaban a De la Garza como su abogado, los plazos estipulados por la
ley –tres meses en total– vencieron, y la semana pasada la PGR publicó un
edicto en el Diario Oficial de la federación, en el que da a conocer que,
debido a que nadie –ni Ye Gon ni sus abogados ni su familia--, reclamó como
suyo el dinero asegurado en la casa de Las Lomas, éste pasaba a formar parte
de la federación.

Sin embargo, aunque en parte la versión gubernamental es reconocida por De
la Garza como real, el abogado de Ye Gon adujo que no todo está perdido
desde el punto de vista legal, pues aseguró que se “hará valer ante un juez
todos los atropellos cometidos por la PGR en contra de su cliente y que,
según él, violan sus garantías individuales, pues le obstaculizaron el
derecho a una legítima defensa”.

De acuerdo con De la Garza, en los próximos días presentarán un recurso de
amparo ante un juez federal, para hacer valer todos los argumentos que la
PGR rechazó, como la documentación que lo acreditaba como abogado de Ye Gon
y que fue declarada inválida por la PGR.

Sobre De la Garza, en efecto, pesaron las sospechas de que no era el
defensor legítimo de Ye Gon. Hace aproximadamente tres semanas, cuando Ye
Gon denunció a Javier Lozano Alarcón, secretario del Trabajo, como la
persona que lo obligó, mediante amenazas, a guardar al menos 130 millones de
dólares, De la Garza mostró a este reportero una fotografía en la que
aparece abrazado con Zhenli Ye Gon.

“Mira, esto te dirá si soy o no el abogado del señor Zhenli”, dijo al
reportero mientras tomaba un café en el restaurante “Konditori” del sur de
la Ciudad de México.

En esa ocasión, De la Garza lucía el mismo saco, corbata y saco que portaba
el día de la entrevista con Proceso. Más tarde, diría: “Mi cliente no ha
salido de la ciudad de México”. Sin embargo, la PGR ratificó que los 205
millones de dólares decomisados a Ye Gon no serán devueltos porque
legalmente nadie se presentó a reclamar su propiedad.

Según De la Garza, el dinero tiene un origen lícito, pero “por ahora no
puedo adelantar los argumentos que haré valer ante el juez. Demostraremos el
origen lícito de esos recursos. Todo esto es parte de una guerra sucia
contra mi cliente y que proviene, según me han dicho, de los grandes
representantes de los laboratorios asentados en México, pues se sintieron
amenazados por el señor Zhenli, al anunciar que construiría el laboratorio
más grande de América Latina”.

Por otro lado, la PGR aseguró que Ye Gon era en realidad el principal enlace
del cártel de Sinaloa en el suministro de clorhidrato de pseudoefedrina, el
precursor químico base para la elaboración de metanfetaminas.

De acuerdo con datos y evidencias obtenidas tanto de la Secretaría de
Hacienda como en la Administración General de Aduanas, Ye Gon utilizó toda
la red protectora ofrecida por altos funcionarios de ambas dependencias para
operar, con toda libertad, la importación de esas mercancías ilícitas.

Ye Gon, según esos mismos datos, operaba por cuatro aduanas estratégicas:
los puertos de Veracruz, Lázaro Cárdenas y Manzanillo. Una puerta más era la
aduana del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, a donde sus
cargamentos llegaban en vuelos internacionales procedentes de Mongolia.

Demandan al gobierno informar cómo se utilizarán esos recursos

En tanto, la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados señaló que los
205 millones de dólares decomisados a Ye Gon, así como los 1.5 millones de
dólares que se han generado por intereses, deberán ser auditados como
recursos públicos.

Gerardo Sosa Castelán, secretario de esa comisión, afirmó que el gobierno
federal deberá informar claramente cómo y cuándo se utilizarán esos
recursos, aun cuando se haya dicho que serán invertidos en partes iguales en
la prevención de adicciones, así como también en apoyo de la PGR en la lucha
contra el crimen organizado.

Dijo que lo que se pretende con estas medidas es terminar con la
discrecionalidad del gasto público.

Publicado: 24/07/2007