EN OPINIóN DE

Indigo

Charlie y Felipe ¿Negociación o guerra? Lleno de dudas el caso del chino narcotraficante y sus millones en billetes

22-Julio-2007 Son más las dudas que las respuestas que ha dejado el cuento
chino de Zhenli Ye Gon; las principales son saber por qué los 205 millones
de dólares fueron sacados del país casi en forma intempestiva y por qué el
chino nacionalizado mexicano sigue libre en Estados Unidos.

La revista digital “Reporte Índigo” hace un análisis puntual del cuento
chino, de la ruta del dinero y del comportamiento inusual de algunos
funcionarios del Gobierno mexicano tras las declaraciones del chino de que
el dinero era para financiar campañas políticas.

Para empezar, el dinero del chino era, además de un jugoso botín, una prueba
contundente para meter a la cárcel a Ye Gon si es que la PGR tiene la
contundencia para probar el lavado de dinero y el narcotráfico.

“Índigo” hace un planteamiento: compara el hallazgo del dinero con el de un
cuerpo muerto en una habitación. El cuerpo es levantado por la policía y
enseguida cremado; se acabaron las pruebas para encontrar el asesino. Igual
en el caso del dinero, al salir del país, se terminó con la prueba para
enjuiciar al chino.

Enseguida la revista electrónica cuestiona por qué el Bank of America
recibió sin chistar los 205 millones de dólares que se encontraron en la
residencia del chino.

NO LO DETIENE INTERPOL

“¿Qué razones pudo haber tenido el chino para acumular tal cantidad de
dinero en un solo lugar? Hasta ahora, sólo hay presunciones con las más
absurdas razones como las que dio Ye Gon”, explica “Índigo”.

No obstante que ha dado conferencias de prensa virtuales, el chino no ha
explicado de manera congruente de dónde salió tal cantidad de dinero y
tampoco cómo es que sigue libre a pesar de que es “buscado” por la Interpol.

Han pasado cuatro meses desde que la AFI descubrió en el domicilio de Lomas
de Chapultepec el dinero. En los primeros días todo fue confusión y la cifra
de 100 millones de dólares se habló, luego se convirtió en 205 millones y el
presidente Felipe Calderón, en un error, dijo 250 millones de dólares.

Ahora que finalmente se sabe la cifra exacta el debate es otro: ¿dónde está
el dinero? Hubo una serie de contradicciones y correcciones de sus mismos
comunicados de la PGR y el Servicio de Administración y Enajenación de
Bienes (SAE).

El hecho es que el dinero salió del país tras depositarse en Banjército y
eso representa una prueba perdida para las indagatorias. La PGR va a tener
que explicar por qué en la averiguación no se requirió que el dinero fuera
calificado como prueba y se permitió que se sacara del país.

EL DINERO QUEMA LAS MANOS

“¿Por qué el dinero confiscado por el Gobierno mexicano fue enviado con
tanta prontitud a Estados Unidos”, es una pregunta de “Reporte Índigo” a las
autoridades el viernes pasado.

Después de esa pregunta, Hacienda en un comunicado señala que el dinero está
en el Banco de México, pero SAE y Banjército señalan que está en el Bank of
America.

Este enredo crea más preguntas: ¿Qué motivos tuvieron las autoridades
hacendarias mexicanas para hacer parecer que los recursos se encontraban
depositados en el Banco de México y no en el Bank of America de los Estados
Unidos?

Al chino le confiscaron el dinero presuntamente por sus vínculos con el
narcotráfico y lavado de dinero, pues en otras circunstancias, acumular
dinero en el domicilio no es un delito.

De acuerdo con el Código de Procedimientos Penales Federal el dinero
asegurado o decomisado será administrado por el SAE, por ello el Congreso
pidió la competencia del titular de este organismo, Luis Miguel Álvarez.

COMPORTAMIENTO EXTRAÑO

Los extraños comportamientos de funcionarios federales es algo que llama
también la atención a la revista “Reporte Índigo”. El video difundido por
Televisa en donde el chino Ye Gon recibe de manos del ex presidente Vicente
Fox su carta de naturalización, fue necesariamente filmado por el mismo
Gobierno Federal a través de la empresa contratada para videograbar los
eventos oficiales.

Con esto —supone “Índigo”— el gobierno de Calderón quiso curarse en salud y
pasarle el cuento chino a la administración anterior, esto porque estaba
anunciada una conferencia de prensa de los abogados del chino, en donde
aparentemente darían a conocer cosas comprometedoras.

Zhenli o “Charlie”, como le llaman sus abogados, por lo pronto y después de
poner de cabeza al Gobierno mexicano, sigue libre, no se sabe viviendo de
qué o protegido por quién.

Sus abogados no han dado pruebas contundentes de su inocencia, pero sí han
mostrado que “Charlie” sigue tranquilo, libre y con el poder de hacer subir
al ring hasta al mismo Presidente de México.

“Índigo” también reporta una presunta fotografía de Javier Lozano,
secretario del Trabajo con Ye Gon, así como una reunión de Lozano con los
abogados de Charlie en Estados Unidos, sin contar una salida del país de
Juan Camilo Mouriño, justo cuando el escándalo del chino mantenía el rating
más alto entre las noticias del país.

Publicado: 24/07/2007