EN OPINIóN DE

Desde Saltillo

Cómo en Miscelanea

Madrúguele
El fuego amigo entre los panistas también está tupido. Aseguran las huestes de José Ángel Pérez que la iniciativa legislativa presentada la semana pasada por los curulecos azules para regular los gastos de publicidad oficial, más que contra los priístas, va contra el propio Alcalde lagunero, quien ha desatado una campaña de promoción de su nombre e imagen, aprovechando el Centenario de Torreón. Los anayistas consideran el madruguete como muy peligroso, pues mientras Pérez podría despegarse en las preferencias, Memo Anaya enfrenta cuestionamientos como la auditoría al Simas de esa ciudad y su presunta cercanía con grupos de dudosa reputación.

Agua Helada
Dos sorpresas en el evento que marcó llegada de Rubén Moreira al PRI. La primera, que el Alcalde de Juárez, Rodolfo Ortiz, ahora ex panista, se integra a las filas del PRI. Esta noticia será agua helada en la cabeza de los blanquiazules. La otra: Humberto Moreira aprovechó la reunión de miles de priístas para reconocer públicamente al ex gobernador Enrique Martínez, a quien llamó amigo y maestro. Moreira reveló que EMM se había negado al ofrecimiento de su gobierno de hacerle un homenaje, pero ayer sin decirle agua va, hizo que Enrique, quisiera o no, recibiera una fuerte ovación de los priístas.

Diplomático
El que se defendió como gato boca arriba fue Jorge Zermeño. El legislador disfruta sus últimos días como mandamás de la Cámara de Diputados en un viaje por Japón y Corea. Sin embargo, las críticas vinieron cuando se supo que lleva a su flamante esposa, Astrid Casale. ¿Querrá empezar a practicar los procedimientos diplomáticos y protocolarios, para ahora que llegue a la embajada de México en España? El caso es que Zermeño tuvo que salir a decir que los gastos extras de su esposa salen de su bolsillo, y que la Cámara únicamente paga los de él y los de otros legisladores que lo acompañan. ¿Será?

Plaza
Más que la rendición de protesta de un dirigente priísta, aquello parecía un destape. Rubén Moreira demostró que el PRI todavía tiene músculo al abarrotar el Parque Las Maravillas. La interpretación de que el hermano del Gobernador pueda ser el próximo candidato al Gobierno del Estado por ahora no es descabellada. Todos los sectores se unieron, vino la dirigente nacional del partido, Beatriz Paredes, y por si fuera poco, se reunió a un buen número de ex gobernadores, sólo faltaron Rogelio Montemayor y José de las Fuentes. El PRI está en marcha, trabajando rumbo a la más cercana elección y sentando las bases para la renovación de la gubernatura, eso es indudable.

Publicado: 06/06/2007