EN OPINIóN DE

La Voz del Grillo

Un Mundo sin Fronteras, sin Muros, sin Murallas

“Nuestras pieles serán diferentes pero nuestros corazones son iguales”

Pésima señal, entupida y vergonzosa medida la de EE.UU. de proyectar la construcción de un muro de 700 millas de longitud en la frontera con México, y calificar como delito penal la entrada ilegal en el país.

El pasado 16 de diciembre, la Cámara Baja de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley para, entre otros objetivos, endurecer las penas contra los indocumentados, mostrando con este hecho su xenofobia hacia los inmigrantes que van arriesgando su vida por encontrar mejores condiciones de vida que no existen para ellos en sus países de origen

El muro del desprecio, del racismo y la humillación hacia los pueblos, no es nada mas un muro es una división que causa tristeza, cuando cayo el de Berlín causo alegría en el mundo. Las sociedades todas deben encontrar los tiempos de paz, de concordia y de ayuda mutua, donde todos los seres humanos sin distingos de razas y de fronteras sean capaces de alinearse en una sola humanidad para encontrar la convivencia fraternal entre los pueblos del mundo.

Un mundo sin fronteras, sin muros, sin murallas, donde no existan pueblos del primer mundo, ni del tercero, donde los mas ricos ayuden a los mas pobres como un hermano mayor cuida del menor para que se vaya desarrollando y sea independiente y después haya una interdependencia de ayuda mutua entre hermanos.

A final de cuentas nuestras pieles serán diferentes pero nuestros corazones son iguales.

En vez de dividirnos, debemos unirnos, pero no para cruzar las fronteras ilegalmente sino para exigir de nuestros gobernantes que vean las necesidades de su gente, sean estadistas de sus naciones y vayan creando la infraestructura para generar las fuentes de empleo y la riqueza cultural para encontrar en nuestros pueblos la filosofía al trabajo y a la filosofía del trabajo bien remunerado.

Creando murallas o muros xenofobicos y de desprecio no es la mejor ruta para unir naciones sino para dividirlas, todo por el interés mezquino de seguir usufructuando el poder, no es de esta manera que los pueblos del mundo avancen hacia la paz, la concordia y armonía que debe existir en todas las naciones.

Un mundo sin fronteras, sin murallas, sin muros, seria utópico pensar que así fuera y avanzáramos, fuéramos y viniéramos como una sola humanidad, una sola vecindad, un solo pueblo mundial.

“La voz del grillo para voz independiente”

Publicado: 21/11/2006