EN OPINIóN DE

La Voz del grillo

Las Manos no tan Limpias del PAN

"Las manos llenas del PAN, con el dinero de los pobres"

Solo unas mentes tan miserables concibieron la idea de apropiarse de 55 millones de pesos que iban destinados a la área rural de nuestro México, como paliativo a resarcir la desigualdad en el rubro de vivienda para los campesinos, donde un personaje que se llama Arnulfo Montes Cuen, ex prisita sonorense caído en desgracia con el actual gobernador, Eduardo Bours Castelo, (PRI) y después contratado por legisladores panistas para servirles de asesor en materia de organización campesina, ya que estaba al frente de la Fenpa (Federación de Productores Agropecuarios, Forestales y Pesqueros, AC) y tenía experiencia para gestionar y conseguir apoyos económicos de las diversas dependencias del gobierno federal. Lo contrataron los panistas porque ellos no tienen y no han tenido arraigo en organizaciones campesinas o agropecuarias (monopolizadas antes por el PRI, y últimamente penetradas por el PRD) y les hacía falta captarlas para fines electoreros.

José Reveles, publicó este año el valiente libro "Las manos sucias del PAN" El dirigente Montes Cuen sirvió a los trafiques de los panistas, pensando en su muy personal beneficio y en que aquellos realmente querían crear un sistema de organizaciones agrario-agrícolas y pecuarias de corte panista. Pero en cierto momento las cosas se definieron como eran en realidad. Quisieron los panistas que los dineros conseguidos se distribuyeran no a los supuestos beneficiarios -los pobres del campo- sino que se otorgara una parte sustancial para los mismos legisladores-gestores, otra para la campaña electoral de Felipe Calderón y el resto (que quedaba en una bicoca) para los beneficiarios pobres, a cambio de su voto por Calderón.

Y Montes Cuen en cierto momento se negó a seguirles el juego, arrepentido tardíamente pues ya estaba metido hasta las ingles en ese pantano de concupiscencias. Montes Cuen se había dedicado a repletar los actos públicos de Calderón con los campesinos supuestamente beneficiados de los programas de vivienda y otros, usando las estrategias que antaño había utilizado el PRI, del cual provenía él.

La Fenpa de Montes Cuen, según consta en denuncias hechas por éste ante la Procuraduría General de la República (PGR), que hasta hoy no han sido investigadas o resueltas, había conseguido de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) -ahora ya encabezada por Ana Teresa Aranda, sucesora en el puesto de Josefina Vázquez Mota- la pingüe cantidad de 55 millones de pesos (5 millones de US dólares) "como ayuda para vivienda rural a 5 mil 437 familias paupérrimas en 21 estados de la República". Pero, para abreviar, los legisladores panistas encabezados por Jorge Luis Preciado, que habían servido de "puente" entre la Fenpa y la Sedesol, le exigieron a Montes Cuen les desviara a ellos, en una cuenta bancaria especial, 27.5 millones de pesos (o sea, la mitad del total) a efecto de usarlos "para el financiamiento de la campaña presidencial del Partido Acción Nacional, según el dicho del propio diputado federal" Preciado, y según consta en la denuncia formal que ante la PGR formuló Montes Cuen, arrepentido de haberles dado ese concurso "organizativo" a los
panistas.

El libro de Reveles relata la larga lista de dimes y diretes, acusaciones y ocultamientos panistas, de la PGR y la Secretaría de la Función Pública (ex Contraloría) de estas transacciones, pero hace notar siempre que este es sólo un caso, muy escandaloso por cierto, de los trafiques del PAN destinados a comprar votos a cambio de supuestos beneficios sociales en materia de vivienda, sin que ello siquiera llevase el beneficio prometido a los afiliados a esos programas oficiales. Antes de las elecciones del dos de julio, los diputados panistas y la Sedesol arreciaron "la derrama de dineros y nuevos padrones de receptores" de condición pobre del campo y las ciudades, con el definido objetivo de captar votos a favor de Calderón Hinojosa. Estudios de diversos organismos, como el Consejo Consultivo de Desarrollo Social, órgano de consulta de la Sedesol, integrado por académicos, especialistas e instituciones de signo plural, pusieron en claro estas realidades en informes que la nueva titular de la Sedesol, Ana Teresa Aranda, se negó a publicar en este 2006, debido a las incriminaciones ciertas y fulminantes que traerían aparejadas.
Y hubo muchos más "operadores" de este tipo en favor de Calderón. Si sólo para 5 mil 437 familias pobres se manejaron 55 millones de pesos, multiplíquense estas cifras por los numerosísimos empadronados en las listas del Programa Oportunidades y se verá de qué tamaño fue el acarreo electoral de pobres a favor del candidato de la derecha, con dineros oficiales. A ello agréguense los mil cien millones de pesos del Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden) que ya habían sido utilizados en la campaña interna del PAN a favor Santiago Creel, precandidato que perdió ante Calderón, además de muchísimas otras desviaciones de recursos (como en Chiapas, por 76 millones de pesos) que ya se ejercieron a favor de la campaña de Calderón.

Piénsese que sólo tres programas "miserabilistas" del gobierno Foxista de los 51 que maneja esta administración (o sea, Oportunidades, Seguro Popular y Procampo) suman inversiones por más de 67 mil millones de pesos en este 2006. ¿Cuántos de esos recursos habrán ido a dar a la campaña de Calderón mediante la compra anticipada de votos de familias indigentes de todo el país? Son datos que corren, imprecisos aún, entre los ciudadanos y grupos de todo el país. La compra anticipada de los votos, explotando necesidades de los pobres, le permite al PAN lavarse ahora las manos de irregularidad comicial, pero ahí está, para que el Tribunal Electoral del Poder Ejecutivo Federal (Tepjf), ahora en el análisis del proceso eleccionario, lo tome en debida cuenta. El gobierno federal intervino hamponescamente en las elecciones del 2006, de eso no cabe duda ante testimonios como el de José Reveles. Y la Chepina Vázquez Mota jugó un papel central en todo ese trafique, ya que ella lo preparó y lo "operó" al final de cuentas, como coordinadora de la campaña de Calderón, con la complicidad de su sucesora en la Sedesol, Ana Teresa Aranda .

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) gastó en cinco años más de 500 millones de pesos para pagar más de 300 diagnósticos sobre la pobreza, nuevamente de esta forma otorgaron dinero sin una utilidad para los mas pobres de México.

Según el Banco Mundial, la pobreza en México se mantiene en niveles inaceptablemente altos, y afecta a más de la mitad de los mexicanos.

-Alrededor de 53 por ciento de los 104 millones de habitantes están en esta situación, definida como un nivel de consumo por debajo de las necesidades mínimas de alimentos y de otras
necesidades consideradas básicas.
-La décima parte mas rica de la población gana más de 40 por ciento de los ingresos totales
-La décima parte mas pobre solo obtiene 1.1 por ciento.
-Cerca del 24 por ciento de la población es considerada “extremadamente pobre” es decir, con un ingreso insuficiente incluso para una nutrición adecuada.

Es indignante la forma del proceder de los panistas de doble moral.

Publicado: 06/11/2006